Déjalo Ser

Encuéntranos:
facebook
you tube
17 Abril 2017 In Segunda Infancia

En nuestra realidad, muchas familias, contratan empleadas del hogar que laboran dentro de una familia con hijos menores de edad y en ese momento se convierten en niñeras. Lo que debemos tener claro es que las figuras de autoridad que establecen normas son los padres (madre y padre) y la niñera de pedir apoyo directamente a ellos. A raíz de esto el cuestionamiento de los padres siempre es: ¿Quién debe ser niñera? ¿Qué funciones debe cumplir? ¿Qué responsabilidades tendrá con sus hijos? ¿Qué pueden permitir y exigir?

Por esos cuestionamientos y por las personas que llegan al hogar a trabajar, los padres debemos tener claro que en muchas oportunidades las niñeras necesitan formación y entrenamiento para el cuidado del niño, estableciendo normas y límites dentro de la familia y formular conocimientos básicos. Debemos tener en cuenta algunos aspectos básicos para contratar una persona que será niñera y determinar qué características tiene para poder entrenarla en su cuidado:

  1. Mínimo deben  saber leer y escribir de manera que puedan revisar la información médica, escolar, higiene, entre otros. Si logra conseguir personas como auxiliares, técnicos o universitarios  es más eficiente.
  2. Tener conocimientos médicos básicos que les permita seguir las indicaciones y orientación pertinente en áreas de primeros auxilios, alimentación, higiene, prendas de vestir, juegos, tareas, etc. de acuerdo a los requerimientos del niño.
  3. Tener un desarrollo socioemocional que las relacione de forma afectiva con los niños y que pueda establecer vínculos con ellos.
  4. Tener una característica a nivel de personalidad y pensamiento que le de autonomía coherente para poder plantear soluciones a problemas con los niños de manera inmediata y de forma adecuada según lo establecido por la familia.
  5. Tener un desarrollo de lenguaje y motricidad corporal correcta.
  6. Ser participativa, práctica y observadora para realizar actividades lúdicas con los niños.
  7. Tener la capacidad de salir fuera del hogar con el niño para ir al parque, llevarlo a una clase, llevarlo al doctor entre otros.
  8. Ser capaz de cocinar de manera adecuada según las necesidades alimenticias de los niños.
  9. Ser eficiente en el lavado, planchado y limpieza del hogar teniendo en cuenta las características de los lugares del hogar donde se desenvuelve el niño.
  10. Ser muy cuidadosa con su higiene, alimentación, estado de salud, respeto por la familia, entre otros a nivel personal. No fumar ni tomar licor.
  11. Entender claramente el papel que le corresponde en la estructura familiar logrando aceptar las normas que le establece la familia, cumpliendo las funciones sobre el niño que determinaran los padres.
  12. Si tiene dificultad para poder establecer alguna norma con el niño comunicarse directamente con los padres para que la orienten en el proceso en que se debe dirigir.

Cada familia debe tener claro que muchas veces el personal que contrata no tiene todas estas características, pero es indispensable que determinemos cuales son indispensables para contratarlas y poder entrenarlas en el resto.
Funciones laborales con el niño:

0 a 1 año:

  1. Ser muy cuidadoso con la vestimenta, alimentación e higiene establecida por la familia.
  2. Leer y tener en cuenta claramente si tiene algún tratamiento médico para seguir las instrucciones establecidas por el doctor y la familia.
  3. Hablarles correctamente por su nombre desde que nace. Hablar pronunciando bien pero tratándolo con cariño. Hablarle y cantarle mientras está realizando una actividad como  vestirlo, hacerlo comer, bañarlo, jugar, etc.
  4. Jugar directamente con él con juegos que lo motiven y lo estimulen.
  5. Evitar tenerlo mirando televisión, videojuegos, celular entre otros.
  6. Cantarle, mostrarle libros y ponerle canciones apropiadas para su nivel.
  7. Sacarlo al parque a mirar a otros bebes teniendo en cuenta el horario y la higiene.
  8. Hacerlos jugar  sobre una alfombra en el suelo, que este limpia y sea cómoda, luego estimular el arrastre, el gateo y la caminata, al año los niños llegan de pie y caminando apoyados en los muebles.

De 1 a 2 años:

  1. Seguir siendo cuidadosos con la vestimenta, alimentación e higiene, pero se debe comenzar a trabajar la independencia como comer con su cuchara, bañarse sentados, vestirlos con ropa cómoda o estar sin zapatos.
  2. Leerles mostrándoles libros de muchos colores con textos pequeños. Recuerde siempre hablar correctamente en la articulación y pronunciación.
  3. Hablarle correctamente construyendo frases y oraciones para ayudarlo en una adecuada conjugación verbal. Contarle cuentos e historias sencillas.
  4. Jugar en el parque montando bicicleta, corriendo, rodando, etc.  puede ser con juguetes para rodar, lanzar o apilar. Permitir que se ensucie la ropa. Llegando al hogar es conveniente bañarlo.
  5. Jugar en el jardín, enseñándole a observar las plantas y árboles.
  6. Evitar la televisión, es mejor escuchar música y canciones de diferente orientación.
  7. Mirar libros todas las noches antes de dormir.
  8. Permitir juegos de interés del niño dentro de hogar. Si le gusta pintar o colorear se puede poner un papelografo en la pared para que lo haga en ese lugar.
  9. Entre los 15 y 18 meses los niños deben caminar solos, estimular la locomoción en casa y en el parque. A partir de los 18 meses estimular que corran y trepen a donde vayan.

De 2 a 5 años:

  1. Seguir siendo cuidadosa con la higiene pero los niños deben comenzar a aprender a ir al baño solos. A los 5 años deben tener la capacidad para hacerlo.
  2. Apoyarlos en la vestimenta y poco a poco deben vestirse solos. A los 5 años logran hacerlo, pero aún tienen dificultades para amarrar los pasadores de los zapatos.
  3. Hablarle correctamente y mantener conversaciones y diálogos adecuados con el niño. A partir de los 2 años tienen de 200 a 300 palabras en su vocabulario y a los 5 años tienen lenguaje completo. Contarle cuentos sobre temas que les agraden.
  4. Leerle cuentos durante el día. Hacer que el maneje sus libros y relate historias que le interesan. Tener una pequeña biblioteca donde se encuentren sus libros para que pueda escogerlos según su interés.
  5. Ir al parque a jugar actividades motrices con otros niños: bicicleta, a la chapada, a las escondidas, trepar, rodar, girar. Lo importante es jugar en grupo y sentirse contento. Al regresar a casa es necesario que se bañen.
  6. Ir al parque a soplar burbujas, ver mascotas y acariciarlas, ver otros animales que vuelan como aves o se arrastren como grillos.
  7. Apoyar con las actividades escolares, muchos niños a partir de esta etapa van a Educación Inicial y los maestros mandan actividades para reforzar la escuela. Es conveniente reforzar a nivel de juego esas actividades.
  8. Desarrollar el dibujo y pintura que le guste al niño. Permitirle pintar con plumones, crayolas, temperas. Es conveniente tener un papelografo en la pared para poder hacerlo.
  9. Debe tener un pequeño escritorio donde pueda sentarse a realizar dibujos, pinturas que le gusten.
  10. Participar en el jardín para regar,  echar agua a los árboles, cuidar las plantas, plantar nuevos árboles, entre otros. Permitir que adquieran una visión importante sobre la naturaleza.

 

Lic. Rosa A. Taramona Aparcana
Mg. en Desarrollo Infantil y Psicología de Familia
Directora General de Déjalo Ser

Está aquí: Inicio Articulos Mostrando artículos por etiqueta: niñera