Déjalo Ser

Encuéntranos:
facebook
you tube
Jueves, 02 Junio 2016 10:30

Programa de Inteligencias Múltiples: Hacia una metodología activa en el área educativa

Valora este artículo
(1 Voto)
Debemos empezar por explicar que cosa es una metodología y para qué sirve. La metodología es un grupo de técnicas específicas en un área de investigación o de trabajo, que sirve como herramienta para desarrollar determinadas habilidades, aprendizajes, conocimientos, etc.
 
Una metodología activa, según López (2005) es  “un proceso interactivo basado en la comunicación profesor-estudiante, estudiante-estudiante, estudiante-material didáctico y estudiante-medio, que potencia la implicación responsable de éste último y conlleva la satisfacción y enriquecimiento de docentes y estudiantes”.
 
Desde el siglo XVII, el sistema educativo se ha caracterizado por una metodología tradicional que se caracteriza porque el educando actúa como un individuo pasivo que debe memorizar todos los contenidos que el maestro explica en clase. El maestro es el protagonista del proceso educativo, el currículo es rígido e igual para todos, la evaluación está dirigida al logró de resultados y los contenidos son conceptuales.
 
Con la aparición de la metodología activa a partir del siglo XIX, hay un cambio en el sistema educativo. El papel protagónico lo adquiere el alumno y el docente es el encargado de guiar el proceso de enseñanza-aprendizaje y de motivar los intereses de cada uno de sus alumnos. Los contenidos que se trabajan son flexibles y se da énfasis en los procesos conceptuales, procedimentales y actitudinales. Se hace del aprendizaje una experiencia y se introduce el tema de la globalización. Esta metodología se basa en la teoría de Piaget, que explica que el desarrollo cognitivo es un proceso de asimilación y acomodación de los procesos mentales en base a la maduración biológica y a la experiencia social.
 
Los objetivos que busca alcanzar la metodología activa en sus alumnos es lograr individuos:
 
  1. Responsables de su propio aprendizaje, desarrollando habilidades de búsqueda, selección, análisis y evaluación de la información.
  2. Participativos en actividades donde intercambien experiencias y opiniones con sus compañeros.
  3. Que realicen procesos de reflexión sobre lo qué hacen, cómo lo hacen y qué resultados logran.
  4. Que tengan conciencia de su entorno a través de proyectos, actividades y casuística.
  5. Que adquieran autonomía, pensamiento crítico, actitudes colaborativas y capacidad de autoevaluación.
  6. Que desarrollen la conciencia grupal y la reflexión individual y colectiva de la realidad cotidiana.
 
En la metodología activa, el rol de alumno es activo y debe ser responsable de su proceso de aprendizaje. El rol del maestro es guiar, motivar, ayudar, facilitar y proporcionar herramientas a sus alumnos para lograr el aprendizaje.
 
En la metodología activa y participativa el aprendizaje tiene un carácter lúdico porque se da a través del juego; es interactivo porque se confrontan ideas y se dialoga sobre las diferentes percepciones; es creativo y flexible, porque todos tienen derecho a opinar y no hay un modelo rígido para aprender.
 
En las clases con metodología activa existen principios educativos comunes como:
 
  1. El escenario, que debe servir como elemento para contextualizar y motivar el proceso de aprendizaje.
  2. El trabajo en grupo, donde se formen grupos colaborativos que les brindaran un marco donde puedan debatir y dar opiniones.
  3. Solución de problemas, que requiera de razonamiento e indagación y el descubrimiento de nuevos conocimientos.
  4. En base a la experiencia real.
 
A continuación mostramos una tabla comparativa entre la metodología tradicional (Escuela Tradicional) y la metodología activa (Escuela Nueva)
 
Escuela Tradicional Escuela Nueva
Inició: siglo XVII  Inició: siglo XIX

Enseñanza: enciclopédica. Intelectualismo 

Enseñanza: según la necesidad del alumno
Contenidos: conceptuales Contenidos: conceptuales, procedimentales, actitudinales.
Verbalismo  Experiencia: “aprender haciendo”
Método: igual para todos los alumnos.  Método: flexible según particularidades individuales de cada niño.
Métodos expositivos. Métodos basados en la investigación y búsqueda del conocimiento
Evaluación: dirigida al resultado Evaluación: dirigida al proceso de aprendizaje
Conservadora y reacia a los cambios De carácter flexible y dinámico
Maestro: centro del proceso de enseñanza. Trasmite los conocimientos con carácter declarativo y acabado. Maestro: guía el proceso de enseñanza-aprendizaje. Papel motivador para los intereses del alumno
Maestro: autoritario, rígido y ejerce control. Maestro: flexible, espontaneo, papel orientador.
Carácter institucional con fines doctrinales Carácter informativo e instructivo. Busca máximo desarrollo de las capacidades individuales.
Fragmentación de la programación. Globalización: materias se entrelazan.
Alumno pasivo. Actúa como receptor. Alumno activo y participativo.
 
 
Después de todo lo explicado debemos darnos cuenta que una propuesta educativa basada en las inteligencias múltiples donde se respete las características individuales de cada alumno y se promuevan el desarrollo de todas las habilidades se dirige hacia una metodología activa.
 
 
Lic. Rosa A. Taramona Aparcana
Mg. en Desarrollo Infantil y Psicología de Familia
Directora General de Déjalo Ser
 
 
Visto 759 veces Modificado por última vez en Jueves, 02 Junio 2016 10:54

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Está aquí: Inicio Articulos Primera Infancia Programa de Inteligencias Múltiples: Hacia una metodología activa en el área educativa