Déjalo Ser

Encuéntranos:
facebook
you tube
Jueves, 22 Octubre 2015 17:15

Desarrollo de la etapa pre-lingüística

Valora este artículo
(1 Voto)

Esta etapa es conocida como la etapa pre verbal y comprende los primeros 10 a 12 meses de edad. Se caracteriza por la expresión buco - fonatoria donde el bebé emite sonidos onomatopéyicos. La comunicación que se establece tiene dos agentes, el bebé y su medio (familia), siendo la relación  de tipo afectivo y gestual.

1. Del nacimiento a los dos meses de edad

Durante el primer mes, la expresión del bebé es el llanto, manifestación sonora puramente mecánica o refleja. Con el llanto el bebé pone en funcionamiento el aparto fonador. Al inicio del segundo mes, el llanto ya no es una manifestación mecánica o indiferenciada, sino que el tono del sonido cambia condicionado por el dolor, hambre u otra molestia, es decir varia de acuerdo al estado de bienestar o malestar del bebé. El bebé con el llanto logra comunicar sus necesidades y va percibiendo que puede manejarlo de manera voluntaria dejando de ser un  reflejo o sonido indiferenciado.

2. De tres a cuatro meses de edad

Al inicio del tercer mes el bebé produce sonidos guturales y vocálicos que duran de 15 a 20 segundos. Responde a sonidos humanos mediante la sonrisa y a veces con arrullo o murmullo.

A esta edad ya distingue entre los sonidos /pa/ /ma/ /ba/ /ga/, sus vocalizaciones ya pueden mostrar alegría, sus manifestaciones de placer las expresa mediante consonantes guturales “ga,ga” “gu,gu”, mientras que su displacer lo expresa a través de consonantes nasalizadas “nga, nga”.

El bebé va distinguiendo entonaciones afectivas relacionadas a la alegría, sorpresa, temor ante el tono de voz, especialmente la de sus padres.

A los tres meses aparece el balbuceo o lalación (emisión de sonidos de silabas como ma-.ma /ta-ta y otras). Esto irá ampliándose y estarán cargadas de intención comunicativa con la madre. Estos variados sonidos vocálicos y silábicos que el bebé dirige a la madre deben ser atendidos, entendidos y contestados por ella de manera reiterativa, estimulando el desarrollo lingüístico.

3. De cinco a seis meses de edad

En estos meses se da la “imitación de sonidos”, se inicia en forma de autoimitaciones de los sonidos que el mismo niño produce, más tarde empieza a repetir sonidos que el adulto u otro niño produce. Se dan las estructuras de entonación claramente discernibles en ciertas vocalizaciones en las que pone énfasis y emoción. Las primeras emisiones son producciones fonéticas en el siguiente orden: a, e, o, i ,u, posteriormente aparecerán los labiales p, m, b , los dentales d, t y velopalatales g, j .

4. De siete a los ocho meses de edad

Hasta los 6 o 7 meses el niño se encuentra vigilante y pendiente del adulto, a partir de los 7 u 8 meses esto cambia y se dan los intercambios vocales que tienen carácter de conversación que  permite afirmar el contacto social, iniciar el dar y recibir objetos pronunciando el nombre de cada uno. En estas edades se multiplican las vocalizaciones espontáneas, tanto vocálicas como consonánticas, silabas y diptongos que conducirá al niño a emitir sus primera palabras.

5. De los nueve a los diez meses de edad

Empieza a decir palabras cortas, como repetición de lo que dicen los demás modelado por los adultos. El niño  manifiesta comportamientos claramente intencionados, mejora el funcionamiento de los músculos (órganos fonoarticuladores) que se realizan en la masticación, aumenta la destreza en los movimientos de la lengua, labios , mejillas, favoreciendo la vocalización articulada.

El niño se interesa por imitar gestos y sonidos y por comunicarse, lo cual le motiva a prender el lenguaje. La imitaciones espontáneas reforzadas por los padres, quienes imitan y repiten varias veces con él, haciendo que sus vocalizaciones sean más variadas, contando en su repertorio con tres a cinco palabras articuladas. Pero como el niño aún no dispone de la aptitud necesaria para la expresión oral se ve obligado a simplificar  el lenguaje. Ejemplo: “ete..ete” del niño señalando con su mano la leche, corresponde a la frase “ dama leche, mamá”, la misma que irá progresando poco a poco.

6. De los once a doce meses de edad

El niño de 11 meses presenta un repertorio lingüístico  con más de cinco palabras, en esta edad emplea palabras casi idénticas que el adulto, pero no les atribuye el mismo significado, sin embargo esto irá acercándose a lo real. Entre los 11 a 12 meses el niño suele articular ya sus primeras palabras de dos silabas directas “mamá, papá, teta” dando inicio a la siguiente etapa llamada lingüística o verbal.

 

Lic. Jessica Susano Ramos
Profofesora de Educacion Especial.
Especialista en Lenguaje y Aprendizaje.

Visto 903 veces Modificado por última vez en Jueves, 22 Octubre 2015 17:30

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Está aquí: Inicio Articulos Primera Infancia Desarrollo de la etapa pre-lingüística