Déjalo Ser

Encuéntranos:
facebook
you tube
Martes, 05 Abril 2016 15:20

Los organizadores afectivos en el primer año de vida

Valora este artículo
(1 Voto)

Rene Spitz nos habla de las primeras manifestaciones afectivas que sirven como organizadores de la personalidad y que facilitan el proceso de independización.

Primer organizador: La Sonrisa

Aparece alrededor del primer mes de vida en estado de vigilia y cada vez se hace más selectiva con respecto a los estímulos sociales. Los niños no aprenden a sonreír, sino a identificar rasgos de la cara de la persona cuidadora y a dar una respuesta placentera frente a ella. Para el segundo mes la mayoría de niños han adquirido la sonrisa social.  

Segundo organizador: La ansiedad

La ansiedad ante el extraño, tiene una manifestación variada en cada niño, tanto en la edad de aparición como en el grado.  A partir del octavo a noveno mes de nacido, el niño ha desarrollado memoria de evocación y por un proceso de inferencia rudimentaria compara la representación interna de su cuidador con el desconocido.

La manifestación de la ansiedad dependerá de la calidad de la relación entre el niño y su cuidador. La ansiedad tiene un valor adaptativo como respuesta a ciertos indicadores de peligro de su entorno, ya que el fin es solicitar el auxilio de los padres o personas cuidadoras, es por eso, que muchos niños llorar, se voltean o se resisten a ser cargados por la persona desconocida.

Desde las teorías cognitivas y sociales se plantea que son manifestaciones afectivas ambivalentes, ya que sienten a la vez atracción y miedo hacia el adulto desconocido que se les acerca, siendo la respuesta de los niños  más positiva si el extraño, previamente ha interaccionado de forma positiva con el cuidador y posteriormente se dirige a él.  

Tercer organizador: La aparición del no

Se presenta entre los 18 y  36 meses y suele acarrear conflictos en las relaciones con su entorno. El niño a través del desarrollo motor que le confiere mayor control sobre su cuerpo y motilidad, reivindica mayor autonomía, rechazando normas y pautas, que se le quieren imponer. Esta etapa se da de manera breve e intensa y se caracteriza porque los niños todo el tiempo dicen NO como forma de independizarse  a pesar de que su deseo es realizar las actividades.

 

Lic. Rosa A. Taramona Aparcana
Mg. en Desarrollo Infantil y Psicología de Familia
Directora General de Déjalo Ser

Visto 733 veces

1 comentario

  • Enlace al Comentario josefani Lunes, 16 Mayo 2016 17:51 publicado por josefani

    hola buenas noches quiesiera sabes por que mi bebe no se chupa sus pies no se lleba a la boca y ya tiene 7 meses y medio

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

Está aquí: Inicio Articulos Primera Infancia Los organizadores afectivos en el primer año de vida